Pasión con receta

Amo la cocina como se ama a una madre. Principalmente porque la cocina saca lo mejor y lo peor de uno mismo. Y esto, señores, es muy de madre, todos lo sabemos.

En ocasiones, en esos días en los que sientes que nada tiene sentido y que el mundo se ha vuelto loco, me reconforta seguir una simple receta. Confío que unas pocas instrucciones, y obedeciendo a ciegas unas sencillas indicaciones, van a convertir una lista de ingredientes en algo que devuelva el sentido al universo. Las estrellas vuelven a alinearse, y ya ves una luz al final del túnel. Esas recetas son perfectas para momentos de ofuscación, en los que necesitamos restablecer el orden y la calma y hacer que todo vuelva a fluir.

Pero yo soy más de ponerle a todo pasióooon. Es el ingrediente principal del 90% de mis recetas. Dentro y fuera de la cocina.

Las recetas con pasión permiten quitar un poco de esto y añadir más de aquello. Cambiar una fruta por una verdura, una carne por un pescado, y así hasta el infinito! Y ésta es una de esas recetas. Permite muchos  cambios y adaptaciones, según el gusto y la valentía de cada uno. Porque para cocinar con pasión hay que ser valiente, señores, muy valientes!

Foto Fritters

Ilustración por el genial Watu de watublog

A esta receta la he bautizado “Mordiscos de Calabacín”, porque es lo que al hacerla apetece, comer las tortitas a mordiscos, con las manos y todo!

LISTA DE INGREDIENTES: (1 taza=250ml)

-4 tazas de calabacín rallado *

-2/3 (dos tercios) taza de harina de garbanzos *

-2 huevos grandes

-3 ó 4 ajos tiernos *

-sal y pimienta *

Empezamos rallando el calabacín, lo ponermos en un colador, espolvoreamos con sal y lo dejamos reposar unos 10 minutos.

Entretanto, limpiamos y cortamos en rodajas finas los ajos tiernos y reservamos. En un bol mediano, batimos los huevos, salpimentamos y añadimos los ajos tiernos que teníamos reservados.

Escurrimos bien el calabacín, utilizando el mismo colador, o mejor, envolviéndolo en un paño limpio de cocina y estrujándolo bien, hasta que suelte todo el líquido. Una vez escurrido, lo añadimos a la mezcla de huevo y ajos tiernos y añadimos la harina. Mezclamos bien con una espátula o cuchara grande, asegurándonos que no queda ninguna burbuja de harina. Y nos preparamos para freír nuestros Mordiscos!

Ponemos en una sartén grande un dedo de aceite, la cantidad suficiente para freír las tortitas, pero que no se sumerjan. Calentamos el aceite a fuego medio-alto, hasta que esté a unos 180ºC. Una vez esté el aceite caliente, y con la ayuda de una cuchara, vamos introduciendo la mezcla en el aceite, una cucharada cada vez, aplastándola un poco con la misma cuchara. Nos debe quedar en forma de tortita de unos 8cm de diámetro, y unos 2cm de grosor. Freímos unos 2 minutos por cada lado, las vamos sacando y las dejamos escurrir sobre un papel de cocina absorvente, para que eliminen todo el exceso de aceite. Y listas para mordisquear!!

Son perfectas para una cena informal, acompañadas de una ensaladita fresca, o como acompañamiento de un pescado a la plancha. Pero vamos, eso es ya cosa de cada uno y sus pasiones!

*Los asteriscos en la lista de ingredientes nos indican los ingredientes que pueden modificarse, según el gusto de cada uno. El calabacín puede sustituirse por patata rallada, la harina de garbanzos por harina de trigo o de otra legumbre, los ajos tienros pueden ser chalotas o zanahoria, y la pimienta puede cambiarse por otra especie como curry o garam masala. Sé valiente!!

 

Febrero

Por fin es febrero. Y no creí que jamás estas palabras fueran a salir de mi boca, pero sí, por fin queda atrás cualquier atisbo de fiestas navideñas. 

Y es que este año he sufrido un desencanto navideño, provocado en parte por mi constante deseo de introducir cambios y acabar con lo que creía eran rutinas, y que en realidad no son tal. Pero bueno, como dice mi amiga Mayte: “Prueba, error, eliminación del error”. Así que error que no cometeré este año, por lo menos por voluntad propia.

Pero por fin es febrero. Y por fin empiezo conscientemente a hacer planes, y a organizar mi tiempo, que tiene tendencia a escapárseme de las manos!! Y esto, como no, implica hacer listas, muchas listas! Soy fan…qué le voy a hacer… Listas de la compra, de películas que ver, libros que leer y lugares que visitar, recetas que probar y aventuras que emprender… 

Ilustración del genial Watu de watublog

Aunque este año me he propupesto que sea diferente. Este año son lista de lo que VOY a ver, leer y emprender. Nada de listar deseos, como cuando escribías la carta a los Reyes Magos, y lo hacías con la certeza de que tus deseos se harían realidad únicamente por escribir aquella carta con muchas ganas y toda tu ilusión.

Febrero marca el pistoletazo de salida: entro en acción! Dejamos atrás diciembre de balances y enero de intenciones. Por fin es febrero, y es el momento de probar, y errar, y seguir eliminando errores…

Andamios

Recientemente he decidido desnudarme.

No, no me refiero a desnudarme literalmente, que eso ya lo hago todos los días y es una práctica que tengo muy dominada a estas alturas! Hablo de desnudar mi alma, mi yo interior: mostrar mis andamios, vamos. Todo aquello que sujeta y soporta la fachada.

Es una decisión muy meditada, la verdad. Aunque parezca algo repentino, una idea súbita, ha sido en realidad un proceso. Y como la mayoría de mis procesos, empezó con el tejado: abriendo un blog, hace ya casi 3 años! Así, sin darle muchas vueltas, abro un blog, trabajo un poco en el diseño, y bueno, ya decidiré qué y cómo escribiré más adelante. En fin, el blog quedó como la eterna página en blanco, sin nada que decir. Y todo por mi miedo a desnudarme, claro. (Y repito, no literalmente, que eso lo hago con bastante más facilidad) Pero lo de mostrar el andamio se me antojaba tan arriesgado como… la fabricación de bombas caseras! Todo hasta que empecé a leer otros blogs, algunos incluso de gente que conocía personalmete. Y me di cuenta que el desnudarse, en todos los sentidos, se convierte, como todo, en lo que tú quieres que se convierta. Y yo pienso convertirlo en algo liberador y maravilloso, y a prueba de bombas: caseras o industriales!

Así que aquí vamos 2016, empezamos la aventura!e798301fe6c6a12c326eaf2d2b1707a4

Apio Mustio

Cactus Flor

Es curioso dónde nos llevan los pensamientos. Un minuto estás leyendo cómo resucitar esas verduras que parecen vivir en el cajón de tu nevera, y que casi empiezan a formar parte de ella, y un momento más tarde, te sorprendes maldiciendo tu suerte por ser incapaz de realizar una simple compra de verduras sensata: comprar lo que vas a utilizar. En uno, en dos, va, sé valiente, en tres días! Y si no… pues no la compres, no?! Pero claro, mientras estás comprando también sueñas, e imaginas los miles de suculentos manjares que vas a hacer con todo aquello en cuanto llegues a casa… o en cuanto te levantes del sofá tras descansar un ratito… o en cuanto se acabe este capítulo… o mañana. Sin falta. Total, por un día … Y así acaba esa zanahoria, que parece ser de goma marronácea, y ese apio mustio, que es ya de la familia, nuestro querido apio mustio!

A partir de aquí empiezas a extrapolar la idea de tu inhabilidad para gestionar tu compra de verduras al resto de tareas vitales. Se te antoja de ciencia ficción ir a la peluquería ANTES de que las canas te hagan parecer una joven Cruella de Vil. Y el esmalte de uñas, que sabes que queda mejor cuando cubre toda la uña, y que es posible eliminarlo por completo en cuanto empieza a deslucir, no es necesario que se vaya cayendo sólo, cual rama deshojándose en otoño.

Total, sólo hace falta un momento de lucidez, un minuto leyendo un pequeño y fascinante artículo en el que te cuentan que si remojas el apio mustio en agua fría unos minutos, solucionas el problema por completo!! Y durante esos minutos, incluso te puedes despintar esas uñas.

Así que ya ven, si es que hay esperanza hasta para el apio mustio, no es todo tan grave, no señor, todo puede revivir!

Lo prometido es deuda….

Casi acaba la semana, y una semana muy ajetreada! Pero lo prometido es deuda, y como sé que os van a encantar, os paso la receta de los Pancakes deliciosos!!

INGREDIENTES:

Una taza y media de harina (yo utilizo normalmente un vasito de yogurt como medida)

3 cucharadas y media (de las de café) de levadura en polvo

1 cucharada (de las de café) de sal

1 cucharada sopera de azúcar

1 taza y cuarto de leche

1 huevo

3 cucharadas soperas de mantequilla derretida

QUÉ HACER CON TODO ESTO:

Mezclar la harina, la levadura, sal y azúcar y pasarla por el tamiz. En un bol, hacer un hueco en medio y verter el resto de ingredientes: la leche, el huevo y la mantequilla derretida.

Batir todo hasta obtener una mezcla esponjosa.

Calentar la sartén a fuego medio. Verter aproximadamente un cuarto de taza de la mezcla (dependiendo de la medida de la sartén). Dorar por ambos lados y servir los pancakes calientes!

Y ya los tienes, unos deliciosos pancakes para servir con sirope de arce, o con unos huevos revueltos para desayunar….mmmmmm

Pancakes

 

 

 

 

 

 

Han llegado las etiquetas…

Otro gran paso, después de mucho esperar. Y el resultado es mucho mejor de lo esperado! Han llegado las etiquetas para las camisetas, las de mujer, hombre y niño! Espero que os gusten a todos… Y para celebrarlo, voy a sacar mi receta especial de pancakes, para el Sr Llumee…. según el veredicto, publicaré la receta mañana. Pero vamos, que serán un éxito, seguro!

Labels Horizontal

Ya estoy aquí…

Bienvenidos a mi blog, donde pretendo compartir, no sólo mis diseños, sino mucho más! Y para empezar….

Después de muchos momentos de dudas y nervios, lo hago o no lo hago, me atrevo o no me atrevo…. pues por fin me decidí, la tienda está abierta! Es un pequeño gran paso, empiezo a liberar mis creaciones!

OPEN